miércoles, 30 de octubre de 2013

Con el otoño siempre regresan las palabras

Y yo, ya no vendo corazones a medio romper. Y ya no sé donde encontrarte. Ni quiero.
Porque al final te perdí en mitad de algún suspiro que nunca supe parar a tiempo. Y volví a llenarme de aire. Y de vida.
Y aunque el otoño siempre me deje un vago recuerdo que podría haber llegado a odiar, decidí que no quería permanecer atada a la sombra de alguien que ni siquiera sabe quién es. Decidí liberarte.
Solo eres momentos desdibujados de mi pasado. Retazos de una vida a la que ya no pertenezco.
Y es que me pesaste tanto que acabé por dedicarte ninguna noche. Me harté de jugar al escondite y de anestesiar sentimientos por mucho que chillasen los recuerdos.
Porque está claro que me perderé mil veces antes de encontrarme. Pero aprendí a no volver a  prestar mis pulmones a nadie, para que el recibo de no poder respirar no vuelva a pillarme desprevenida. A no confiar en quienes solo tienen corazón para su propio cuerpo, a no salvar a nadie de sí mismo, ni evitarles los escombros de un inminente derrumbe.
Porque nadie sale tan viva como yo de algo tan oxidado. Nadie vuelve a estar al servicio del porvenir.
Yo sí.

6 comentarios:

  1. Me encanta el final, impactante, duro, pero a la vez bello y real, nose creo que no hay cosa mas bonita que esa sensación de salir mejor de lo que entraste tras un mal trago

    ResponderEliminar
  2. Se que estos días están resultando ser más complicados de lo que pensabas. Que hablar de ello te hace recordar cosas que pensabas que ya habías olvidado. Pero sé, que en el fondo, no es así. Y que hay cosas que por mucho tiempo que pasen no somos capaces de olvidar. Ni las buenas, ni las malas.

    Me ha encantado Cold. Solo te puedo decir eso, porque todo lo que pienso ya lo sabes. Me gusta como has descrito ese sentimiento de superación. Porque en el fondo , no deja de ser eso. Te has salvado. De tí, de los recuerdos, del dolor, de la desesperación... y por eso, y sólo por eso eres capaz de escribir así. Porque detrás de tus palabras veo tanto, que ni te imaginas. Veo a una persona nueva. Una persona que, aunque sus textos sean parecidos, han tomado un matiz totalmente distinto y es que, desde hace un año Cold, has cambiado. Mucho más de lo que te imaginas, y me encanta. Me encanta verte así, aunque solo sean a pequeños momentos.

    Me he enamorado de esa parte que dice..."Decidí que no quería permanecer atada a la sombra de alguien que ni siquiera sabe quién es". Pero tú si que sabes quién eres, y por eso luchaste por tí. Y lo sigues haciendo. Todos los días.

    Me siento muy muy muy orgullosa de tí. De que seas capaz de emocionarme con todo lo que escribes, de que a pesar de todo y de todo el mundo, sigas siendo tú. Detrás de tí y de tus recuerdos. Yo te veo :)

    Te quiero mucho mucho mi Cold mucho muchisimo (:

    ResponderEliminar
  3. Se lee que te sientes fuerte, y eso es bueno.

    ResponderEliminar
  4. lindo y la foto esta super de tu blog :)

    ResponderEliminar
  5. Tanto tiempo sin leernos, como estás? Paso para informarte por si eras alguien que no sabía que me he mudado (anteriormente ezequieltoscani.blogspot.com.ar) a http://simplementematt.blogspot.com.ar/ . Te mando un beso y estaremos leyendonos!!

    ResponderEliminar
  6. Al servicio del porvenir...BRUTAL niña, como siempre :) Regreso después de un tiempo de retiro y vuelvo a encontrarme con tus suspiros de Magia, fuerza y renacer...como los había echado de menos!!! Es una entrada triste, pero debemos aprender a soltar, hace uno días escribí exactamente lo mismo que tú has escrito: "Te libero"...que sensación más extraña cuando se entiende y se pronuncia eso de golpe ¿verdad? Duro pero necesario.
    Saldrás de esta tormenta...y de mil más...eres un Fénix maravilloso e indestructible :)
    Un fuerte abrazo guapa! Eres más mágica todavía!!!
    Te he echado de menos!!!

    ResponderEliminar